Mes: enero 2017

Formación seguridad alimentaria: tips del curso de manipulación de alimentos

En materia de formación seguridad alimentaria uno de los cursos más conocidos y el que todos deben tomar es el de manipulación de alimentos. Incluye la lista de pasos rutinarios que han de seguirse durante su preparación, manufactura, envasado y suministro con objeto de evitar daños a la salud.

A través de la comida se pueden transmitir enfermedades. Cuando no es bien conservada se convierte en un medio de cultivo de bacterias que causan intoxicación. En pocas palabras, desde la producción hasta el consumo está en riesgo de contaminarse bien sea por medios naturales o por la participación humana.

Tipos de contaminación alimentaria:

  • Física: cuando cualquier objeto como bisutería, botones, trozos de pintura, etc. cae inadvertidamente y se incorpora a la comida; incluida la radiación.
  • Química: causada principalmente por productos de limpieza aunque comprende sustancias como arsénico, plomo, aceite y otros que se incorporarían al prepararlos.
  • Biológica: puede ser macroscópica (insectos, ratones y plagas), fácil de ver e identificar o microscópica (virus, bacterias, parásitos y hongos). Las proteínas como leche, huevos, quesos y carnes son las que tienen mayor riesgo de sufrir contaminación bacteriana.

La condición principal destacada de quien maneja comida es la higiene personal. Debe bañarse diariamente, cepillarse los dientes, usar ropa limpia y llevar las uñas cortas y limpias. En el lugar de trabajo ha de portar uniforme, calzado apropiado, gorro recogiendo el cabello, sin prendas.

Asimismo se lavará las manos cada vez que cambie de actividad durante la jornada, después de ir al baño o comer, entre la operación con alimentos crudos y cocidos, y luego de maniobrar con desechos o desperdicios.

El lavado de manos elimina la suciedad obvia y los posibles agentes patógenos en ella. Por esto debe ser muy meticulosa y profunda, abarcando entre otras cosas: cepillado de uñas, masaje de manos y antebrazos y uso de papel desechable para secar.

El curso se exige antes de comenzar a manipular alimentos; sin embargo, se recomienda retomarlo cada 4 o 5 años para refrescamiento. Además de lo mencionado contiene la lista de hábitos higiénicos y condiciones de salud del manipulador; así como, recomendaciones para el control de plagas del local. Recuerde que de la correcta formación en materia de seguridad alimentaria y su aplicación depende la salud de muchísimas personas, incluido usted mismo.