Categoría: Hogar y Tiempo Libre

¿Qué se lleva en muebles de salón?

¿Qué se lleva en muebles de salón? Pues en esto pasa un poco lo mismo que con la ropa, se lleva lo que a cada uno le gusta evidentemente, pero también es cierto que una de las tendencias que más de moda están el estilo que mezcla lo tradicional con la modernidad.

Líneas rectas, el blanco, el negro o el marrón para las maderas y originalidad en sillas, sillones y lámparas son las claves de un estilo que sigue ganando adeptos. Y es que los muebles tradición y vanguardia garantizan un estilo para los amantes de lo clásico pero con un aire moderno y vanguardista.

El estilo lo completan los objetos decorativos, pocos, sencillos pero elegantes. ¿Qué no te puede faltar en un estilo que combina lo clásico con lo moderno?

*Lámparas de diseño. Hoy en día encuentras lámparas de diseño en versión «low cost».

*Cojines de diferentes tamaños y en tonalidades tierra

*Plantas. Las palmeras, los helechos, rellenan espacios y le dan vida a los salones.

*Cortinas sencillas que dejan pasar la luz natural. La luz natural ha adquirido un papel fundamental. Pasaron a la historia las grandes cortinas que oscurecían,entristecían y daban una sensación de frialdad a los salones de antes.

*Un sillón en cuero, polipiel…Le da un aire vanguardista y elegante a la vez.

*Paredes en gris, blanco y negro, cremas o celestes. Si te gusta arriesgar no utilices un solo color, mezcla el mismo color en varias tonalidades o dos colores. El negro junto con el blanco, la gama de grises son alguna de las mejores apuestas.

*Cuadros en blanco y negro. Sencillos pero muy efectivos. Ahora se lleva la mezcla de distintos tamaños así como la colocación de los cuadros en las paredes de forma vertical, a distintas alturas…

*Amplias librerías. Una buena librería le da indudablemente el toque de elegancia que estabas buscando para este estilo

 

Consejos para comprar una cataplana

Si quiere comprar cataplana, la cazuela típica del sur de Portugal, a continuación le ofrecemos los consejos más interesantes para que no se equivoque en su elección:

comprar cataplana

1.Piense primero que uso le va a dar a su cataplana. Si la va a utilizar para usted sólo como una forma saludable de cocinar, si la empleará básicamente cuando vengan invitados a su casa etc. De esto dependerá el tamaño que debe elegir según sus necesidades.

2.Sepa que actualmente existen cataplanas para gas y para vitrocerámica.

3.Elija una cataplana de acero inoxidable recubierta de cobre en su exterior si la va a utilizar para cocinar; actualmente por medidas de salud no se venden cataplanas de cobre para uso culinario. Si lo que quiere es una cataplana como objeto decorativo puede escogerla entera de cobre, la cataplana tradicional.

4.Le recomendamos que se ponga en contacto con empresas que ofrezcan cataplanas de calidad: el cierre tipo fiambrera que cumpla perfectamente su función o la semiesfera superior que se pueda desmontar con facilidad, son requisitos indispensables de una buena cataplana.

5.Utilice siempre cucharas de madera, plástico o silicona para cocinar en la cataplana. Así evitará que éste se raye.

6.Le recomendamos que compre un salvamanteles de corcho, ya que la costumbre es llevar la cataplana a la mesa y abrirla delante de los invitados, todo un aliciente y una sorpresa. La cataplana adquiere mucho calor y lo mejor para apoyarla sobre la mesa en el típico salvamanteles de corcho especial para este tipo de cazuelas.

7.Adquiera un difusor de calor. Al igual que en las paelleras españolas, la mejor forma de que llegue el calor a toda la cataplana es con un sencillo difusor. No utilice el fuego alto.

8.No meta su cataplana en el lavaplatos ni utilice productos de limpieza abrasivos. Una balleta suave es lo mejor.

Con estas sencillas recomendaciones ya puede disfrutar de su cataplana.

Cómo se extrae el agua mineral

Si alguna vez te has preguntado en qué consiste el proceso de extracción del agua mineral, toma buena nota porque te lo detallamos para que no tengas ningún tipo de dudas al respecto. Pues bien, has de saber que el agua mineral embotellada que se está vendiendo en todo el mundo es producto que se recoge en los manantiales.

Eso sí, se eliminan los residuos acuíferos que pueden haber presentes en este agua y los posibles niveles excesivos de minerales como el calcio, el potasio, el magnesio, el bromo, el sodio, el bicarbonato, el fluoruro, el sulfato u otros materiales útiles como minerales y oligoelementos.

Y es que hay que recordar que, según palabras de la propia Organización Mundial de la Salud, el «agua subterránea de origen natural, de pureza original, debe tener un mínimo de 1 g/l de sustancias sólidas disueltas o un mínimo de 1 g/l de dióxido de carbono disuelto o de otro elemento químico importante para la salud o que tenga una temperatura en la fuente superior a los 20 °C o que la radiactividad de radón exceda los 1,5 kBq/l».

agua_eden

Estos son los requisitos para que un agua se considere agua mineral y, por tanto, pueda ser vendida bajo la etiqueta pertinente. Este agua mineral se suele obtener de dos vías; o bien de pozos o bien de manantiales. En cualquier caso, una vez el agua se ha recogido se procede a su procesamiento con el fin de garantizar que se ofrece a los consumidores un agua óptima para su consumo en cualquier caso.

Además, muchas veces se hace un proceso de embotellamiento en el mismo lugar de recolección, ya que gracias a eso se ahorra bastante en costos. Aunque, por supuesto, luego queda un proceso de filtración, ionización e incluso ósmosis largo por el que tienen que pasar por ejemplo desde Agua Eden: fruta fresca en la oficina.

El crédito hipotecario también vuelve al sector inmobiliario

En los últimos meses la banca ha abierto el grifo de las hipotecas para los ciudadanos que se animan a comprar casa, que pueden intentarlo. Las condiciones son más duras pero hay crédito. Quienes también comienzan a tenerlo son las agencias inmobiliarias, ésas que tanto han sufrido –muchas hasta la desaparición– con la crisis que aún se vive en el sector.

Lo asegura Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. Según él, tímidamente los bancos vuelven a utilizar a las agencias inmobiliarias como prescriptoras de sus productos hipotecarios. Los bancos están interesados en conceder hipotecas que oscilen entre los 100.000 y los 150.000 euros.

En menos de un año podremos decir que se ha dado la vuelta a la tortillaEn términos generales, la red de agencias inmobiliarias sostiene que se mantienen unos parámetros para la concesión de hipotecas muy similares a los habituales antes de la crisis. Según Duque, bancos y cajas se muestran dispuestos a conceder el 80% del valor de la tasación de la propiedad, siempre y cuando no supere el 30 o 40% de los ingresos totales  del solicitante.

Y como hay crédito, muchos vuelven. Eso al menos interpreta este responsable inmobiliario: “Observamos que muchas personas que durante estos últimos años de crisis optaron por el alquiler, vuelven a acercarse al mercado inmobiliario con el ánimo de adquirir una vivienda”.

De seguir en esta línea, “en menos de un año podremos decir que se ha dado la vuelta a la tortilla”, asegura Duque. Lo dice porque en su opinión la llegada del crédito, la oportunidad que supone comprar una vivienda en la parte más baja de la curva de precios y la política actual de bajos intereses, están animando al sector.